El incalculable aporte del Big Data a la calidad de vida de las personas