Big Data frente a Small Data: ¿quién lleva razón?